INICIO  
                                ... y hablan los poetas   
     
 



OTOÑO
Mario Benedetti

Aprovechemos el otoño
antes de que el invierno nos escombre
entremos a codazos en la franja del sol
y admiremos a los pájaros que emigran

ahora que el calienta el corazón
aunque sea de a ratos y de a poco
pensemos y sintamos todavía
con el viejo cariño que nos queda

aprovechemos el otoño
antes de que el futuro se congele
y no haya sitio para la belleza
porque el futuro se nos vuelve escarcha








NUBES
José Emilio Pacheco

De Tarde o temprano. Poemas 1958-2009


En un mundo erizado de prisiones
Sólo las nubes arden siempre libres.

No tiene amo, no obedecen órdenes,
Inventan formas, las asumen todas.

Nadie sabe si vuelan o navegan,
Si ante su luz el aire es mar o llama.

Tejidas de alas son flores del agua,
Arrecifes de instantes, red de espuma.

Islas de niebla, flotan, se deslíen
Y nos dejan hundidos en la Tierra.

Como son inmortales nunca oponen
Fuerza o fijeza al vendaval del tiempo.

Las nubes duran porque se deshacen
Su materia es la ausencia y dan la vida.








MAR  DISTANTE
Pedro Salinas

Si no es el mar, sí es su imagen
su estampa, vuelta, en el cielo
Si no es el mar, sí es su voz
delgada.
a través del ancho mundo,
en altavoz, por los aires.
Si no es el mar, sí es su nombre
es un idioma sin labios,
sin pueblo,
sin más palabra que ésta:
mar.
Si no es el mar, sí es su idea
de fuego, insondable, limpia:
y yo,
ardiendo, ahogándome en ella.








MI  PUEBLO  QUERIDO
Heligrari

Hermoso pueblo que albergastes un día
los años de mi infancia ya pasados,
tú viste nacer y crecer mis esperanzas
y viste también en mí, mis añoranzas.

Hoy vengo a tí buscando mis recuerdos
y en mi memoria la nostalgia crece
majestuosos los árboles se mecen
mi alma y mi cuerpo se estremecen

....







MI PUEBLO
Anónimo ?


Quiero mostrar, gritar o pegonar
que aquí nací y nacieron mis anhelos.
Que de esta roca yerma, desolada
brotó en mí este amor hacia mi pueblo.

Por aquí pasé mi infancia entre sollozos
entre risas crecí luego a puro empeño
y si soy lo que soy, lo que eso sea,
todo eso lo aprendí entre tus senderos.

Y si a veces me voy, si tengo que irme,
igual sabés que te llevo muy adentro.
Al volver te quiero más, porque te extraño.
Extraño el alma que dejé en mi pueblo.





 
     
 

INICIO