Quienes somos         Autores  sorbeños        Socios        Estatutos        Contacto  
     
  INICIO  
                                                                                                                                                            Campos de Níjar   
                                                                                                                                                            Faros de Almería   
     
De la serie:
"Viajando con libros
Viaje al Cabo de Gata en 1805
por Simón de Rojas Clemente Rubio
Autor : Antonio Gil Albarracín
 
     
   
     
  A lo largo de su viaje  por el Reyno de Granada y en su cuarto itinerario,  entrando en nuestras tierras, leemos que Simón de Rojas, durante el mes de Agosto del año 1805,... "atravesaría desde Gádor a Níjar y después de pasar la Granatilla (Níjar), llegaría a Sorbas".
De Almería, capital, nos relata que es la mejor ciudad que ha encontrado entre Málaga y Cartagena, siendo sus pobladores "de buen porte, aseo y finura... con abundancia de comestibles y bellas calles y plazas" y continua diciendo...

"Su Catedral-fortaleza, obra preciosa de arquitectura, es fortificación con torres muy gruesas y bajas; aunque todas las torres de Almería son bajas, quizás por los temblores de tierra que acontecen en ella, como el del año 1522".




En 1524 se inició la construcción de una fortaleza, para que sirviera de catedral, de planta rectangular. En el siglo XVI, Juan de Orea, reformó el proyecto anterior eliminado algunas zonas y situando la portada principal en uno de los extremos del crucero, de estilo renacentista. Las obras continuaron hasta el final del siglo XVIII con el arquitecto Juan A. Munar.

_________________________

Diario del viaje al Cabo de Gata    16 - ABRIL - 1805

Desde Almería a la Torre de San Miguel, se tarda cinco horas y media, pero antes hemos de pasar por otras torres, como la Torre de Bobar, en el paraje situado a levante de la desembocadura del río Andarax y que desapareció en dos ocasiones debido a la erosión del mar y una vez más, volada a cañonazos por los ingleses en 1.811. Esta se encontraba a una legua corta de Almería, entendiendo por una legua en España 20.000 pies o 6.666 varas y dos tercias, equivalente a 5.572 metros y 7 decímetros.

De la Torre de Bobar a la del Perdigal, 1 legua y de ésta a la de Torre García, 1 legua larga, donde, en sus inmediaciones, se encontró la imagen de la Virgen del Mar, probable mascarón de proa de alguna nave naufragada y ahora Patrona de Almería. En sus alrededores se encuentra una flor llamada Pancratium maritimum. Comenta así mismo, que entre la Torre del Perdigal y la de García hay una Casa Fuerte, que suponemos que es el Cuartel de La Cruceta, construida en el año 1773 por Antonio Ladrón de Guevara y situada en el extremo del Paseo Marítimo del Toyo.
 
     
 
Torre del Perdigal (Alquián)
No hay documentación exacta de la construcción original de esta torre, ya figura documentada en 1501, pero posteriormente Antonio del Berrio, describen una estancia en 1571. No tuvo capacidad artillera. A mediados del siglo XIX la ocupa un cuerpo de Carabineros y posteriormente la Guardia Civil. Actualmente está muy desprotegida.
 
Torre García
Atalaya de origen medieval. La actual torre fue construida por el albañil Juan de Trujillo en tiempos de Felipe II, ya que la original, que se encontraba algo retirada de ésta, estaba en ruinas. El guarda Andrés de Jaén, encontró la imagen de la Virgen del Mar, y que se guardó en el Convento de Santo Domingo de Almería.
 
         
 
San Miguel  (Cabo de Gata)
Construida en el año 1756, con Fernando VI, siendo su arquitecto el militar Tomás Warluzel d,Hostel. Tenía dos cañones y estancia para los soldados. Disponía de un puente levadizo. En 1767 el militar José Crame reforzó la bóveda y otras reformas. Actualmente es puesto de la Guardia Civil.En los años 80, se construye una tapia que la rodea.
 
Castillo de San Francisco de Paula
Conocido también como el Fuerte del Corralete. Construida por Felipe Crame y acabada en 1738 por su hermano Pablo Crame. Disponía de cuatro cañones y de cuartel, almacén, capilla y entrada con foso y puente levadizo. En 1863 se construyó en su centro, un faro de 18 metros de altura. Hoy es el Faro del Cabo de Gata.
 
         
   

Nos extraña que a su paso por la Torre García, no refiera nada de la Fábrica de Salazón de la que aún existen restos muy cerca de dicha torre.

"Esta factoría fue creada por los romanos (218 a.C. - 409 d.C). Se basaba en el salazón y fabricación de Garum (salsa de pescado)... Captura-limpieza; Secado-maceración y Envasado-transporte y comercialización. Otra actividad que se realizaba alrededor de la factoría, era la obtención de púrpura utilizada como colorante de tejidos. Para ello se empleaba un molusco del género Murex".

La historia gira en nuestra provincia, aquí y allá. En Almería y en Sorbas, en la playa y en la sierra...

 
         
  De la flora silvestre, Simón de Rojas nos deja una larga lista de todas las especies que vio, en su visita a tierras almerienses: Sacharum cylindricum -Gladiolus communis-Nerium oleander-Sysimbrium sofia-Raphnus rafanistrum-Verbera officinalis-Anagallis latifolia-Arctium lappa-Sonchus oleraceus-Atriplex halimus-Andropogon hirtus,comunis-Convolvulus arvensis y althaeoides-Cucubalus behen-Cynoglossum officinale-Artemisia alba-Salvia verbenaca-Fagonia cretica-Crucianela marítima-Pancratium maritimum-Coris monspeliensis-Ephedra distachias-Scilla peruviana-Asfodelus fistulosus-Cuscuta aeuropea-Antylis cytisoides-Bellis annua-Campanula erinus-Phlomis fruticosa-Lavandula stoechas-Fumaria spicata-...     y un larguísimo etcétera. Nosotros, les ofrecemos una pequeña muestra de esta lista interminable.  
     
             
 
Coris monspeliensis
 
Pancratium maritimum
 
Fagonia cretica
 
             
 
Simón de Rojas comenta: "... toda la playa andada
hoyes arena sin más mezcla algo notable
que la de particulitas de pizarra mizánea y de yerro magnético, observándose
éstas en la rambla que estás poco
más acá de Torre
García, junto a la que hay un pozo
de dulcísima y
exquisita agua".



 
Atalaya de la Vela Blanca
Después de varios derribos, en el año 1762 y por
orden del Mariscal de Campo Antonio María
Bucarelli y Ursúa se levantó esta torre sobre otra que había existido, quedando como Atalaya de señales,
cuyo proyecto fue llevado a cabo por
José Crame y la obra adjudicada
a Francisco Pepín González. La obra
concluyó en el 1767.


 
He subido caminando a la Torre de la Vela Blanca como, seguramente lo
hizo Simón de Rojas en su tiempo y he comprobado, como él
bien dice, la floración de la Anthyllis cytisoides,
 la Coris monspeliensis, Chamaerops humilis...
pero lo que he podido disfrutar, es del paisaje que seabría a mis
pies. Ha merecido la pena esta subida de apenas un kilómetro.
A mi izquierda la sierra, a mi derecha el interminable Mediterráneo
con su variedad de colores azules.





 
             
 

Continúa comentando el carácter de los habitantes del Cabo de Gata, aunque se refiere concretamente a las gentes de los cortijos..."aunque infinitamente menos maligna y pícara que la común de la Provincia, tiene también los vicios de habladora, embustera y supersticiosa".

Respecto a las almadrabas del Cabo, nos comenta que: "... en la almadraba del Cabo son cuatro barcas de Roquetas y ocho de Vera... la almadraba del Cabo está arrendada en 20.100 reales... aquí la almadraba es de arrastre, no de monte y leva... en la de monte y leva van en lanchas a coger con los cloques el atún; ésta última no se adopta en el Cabo porque es el mar muy bravo... en Agua Amarga se emplea la de monte y leva porque el mar es muy tranquilo".

   
         
  _____________________________________  
     
  17 - ABRIL - 1805  
     
    "Hemos salido a la 1 de la Torre de San Miguel hacia levante, teniendo a nuestra derecha el Mediterráneo y a nuestra izquierda el charco de las salinas... este camino tiene una legua de larga hasta llegar al famoso Cabo de Gata o de Ágata o de Plata... Cabo que constituye las Indias Españolas por la riqueza de sus piedras preciosas y metales"... "caminábamos cuando al acercarnos a sus faldas encontramos cantos rodados que daban sospecha de jade o amigadaloides, por su varia porosidad, que a veces nos hacía acordarnos de las lavas".  
         
  En éste día, 17 de Abril del 1805, Simón de Rojas, en la trascripción que hace el Dr. Gil Albarracín, nos ofrece un amplísimo estudio sobre la mineralogía de esta Sierra con las siguientes palabras y a modo de resumen: " toda es una montaña simple a saber el Pórfido al que acompañan algunas accidentales diferencias. Su masa principal es la roca córnea que pasa a la arcilla endurecida... se halla en la masa diseminada el cuarzo confuso conocido, el feldespat en abundancia, cristalizado, confuso, descompuesto, por lo que aparece en mancha blanca en medio de la masa principal"... al bajar del Cerro de la Testa, comenta: "  vimos una conglutinación de cantos de pórfido, unido sólidamente por una masa de lo mismo. Esta roca estaba llena de huecos o cavernas..."    
         
    Nos parece que Rojas, vuelve sobre sus pasos y...  "desechando la ribera del charco, llegué a unos cortijillos que llaman de Pujaire, distantes media hora del camino, en siendo derecho".

En sus inmediaciones las escorias que ví ser de hierro, algunas aún encerraban los carbones; en dos o tres sitios eran tan abundantes que indicaban muchas fundiciones, pero no que demostrasen una fábrica".

 
         
         
  "El que lea esto justo es que camine hasta aquí esperanzado con nosotros. Pues a ello dan motivo unos principios tan felices; más si después hallare sus esperanzas bien burladas no culpe a los que relatan fielmente lo que encuentran".  
     
  _________________________________________  
  Mi proyecto fotográfico en esta serie de "Viajando con libros", era haber seguido los pasos de Simón de Rojas
Clemente Rubio, a través de las tierras de Sorbas. Leyendo el libro, antes mencionado, de D. Antonio Gil Albarracín, Doctor en Historia, encuentro que Simón de Rojas no hace alusión "con nombre y apellidos", de los
lugares que visita en nuestra tierra, lo cual me hace muy difícil seguir su huella, excepto la Barriada de Los Molinos y el "Fraile" a orillas del río Aguas.
De cualquier manera, no me doy por vencido y seguiré investigando si existe algún documento donde se escriba de lugares concretos.
 
     
  INICIO